¿Por qué invertir en CETES? [Principales características y beneficios]

Publicado por

Si eres de las personas que está buscando herramientas de inversión para hacer rendir tu dinero estás en el lugar indicado, aquí te recomendaremos una forma práctica y segura de invertir tu dinero generando excelentes rendimientos. Así es se trata de los Cetes y ¡claro! te preguntarás cómo funciona. No te preocupes que aquí te daremos una explicación extensa de qué son y cómo funcionan.

¿Qué son los cetes?

Cetes es la contracción de Certificados de la Tesorería de la Federación. Los Cetes son bonos emitidos por el gobierno que están catalogados como seguros debido a que es el gobierno quien los emite y quien a su vez se compromete a pagar el dinero en un cierto plazo, más rendimientos. En pocas palabras, es prestar dinero al gobierno y generar ganancias.

¿Cómo funcionan los cetes?

Cada Cete tiene un valor establecido de 10 pesos, con un precio por adquisición menor. Se dan a plazos de 28, 91, 182, y 364 días. Es decir, puedes invertir en 100 cetes (1000 pesos) en un periodo de un mes, 3 meses, 6 meses o un año. Al finalizar el plazo que escojas recibirás en tiempo y forma los rendimientos de tu inversión.

Principales ventajas de invertir en CETES

Los Cetes son inversiones de riesgo muy bajo porque es el gobierno quien se compromete a devolverte el dinero de tu inversión, más los rendimientos. A diferencia de inversiones que varían más y arriesgadas, como por ejemplo la compra de acciones.

Los Cetes nos dan mucha más liquidez, ya que son títulos de menor plazo. Existen desde un vencimiento a 28 días, por lo que el dinero invertido estará disponible más rápido que en otros casos.

Los Cetes son instrumentos financieros que tienen tasas de interés más altas que varios de los fondos de inversión o ahorro de las instituciones bancarias.

Desde el inicio conoces los rendimientos de tu inversión ya que la tasa de interés es fija.

No olvides que la tasa de interés de los Cetes cambia cada vez que el Banco de México eleva la tasa de interés.

Tipos de CETES

Como lo dijimos anteriormente existen diferentes tipos de Cetes, muchos de estos a largo plazo y otros a corto o mediano plazo temporal. Así que podemos ver que existen Cetes a 28, 91, 182 y 364 días. También pueden emitirse a 175 días.

Cetes a 28 días

Se trata de los Cetes con menor plazo temporal, estos son válidos para ahorro más que para invertir debido a que no muestran las mayores tasas de rentabilidad regularmente.

Cetes a 91 días

Debido a su alta liquidez, los Cetes a 91 días son muy pedidos. Los Cetes son papel en dinero que se pueden convertir rápidamente sin perder demasiado su valor. Por otra parte, son considerados como tasa de referencia en el mercado.

Cetes a 175 días

Los Cetes a 175 días son válidos desde 1977. Pero en la actualidad no se están subastando más por parte de Banxico. Este no es el caso de los Cetes a 364 días, 182 días, 91 días y 28 días.

Cetes a 182 días

Para los que no están al tanto, los Cetes a 182 días se emiten desde el 28 de noviembre de 1977 a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito público que fue autorizada a emitir Cetes.

Los Cetes salen al mercado a través de subastas que realiza Banxico todos los martes. Debido a su baja liquidez, los Cetes 182 no son los más solicitados.

Cetes a 364 días

Estos también salieron al mercado el 28 de noviembre de 1977 a través de la secretaría de hacienda y Crédito Público que fue autorizada a emitir Cetes.

Por otra parte, son considerados como tasa de referencia en el mercado ya que muchos de los préstamos están basados en la tasa de Cetes.

¿Cómo identificar los Cetes?

La clave que identifica la emisión de los CETES está diseñada de forma que los instrumentos sean funcionales entre sí, a qué nos referimos, los CETES emitidos anteriormente así como los CETES emitidos recientemente tienen la posibilidad de tener la misma clave de identificación siempre y cuando tengan vencimiento en la misma fecha.

La clave está compuesta por ocho caracteres, el primer término es para identificar el título (B), el segundo corresponde a un espacio en blanco, y los seis que restan indican su fecha de vencimiento (año, mes, día).

Como último punto lo relevante para identificar un CETE es su fecha de vencimiento, esto quiere decir, que dos CETES emitidos en distintas fechas pero que vencen el mismo día cuentan con la misma clave de identificación, por lo cual no se pueden distinguir entre sí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s