¿Cómo evitar que clonen tu tarjeta de crédito? [Conoce cómo funciona esta modalidad y cómo prevenirlo]

Publicado por

Es muy importante conocer cómo se produce una clonación de tarjeta y cómo los delincuentes pueden robar tus datos para así realizar compras con tu tarjeta o a su vez extraer dinero de la propia cuenta. Constantemente lo hacen sin que uno se de cuenta, hasta que nos llega una notificación del banco por un cargo por servicios que no hemos hecho o cuando vemos el saldo de la tarjeta en 0. El objetivo de los delincuentes es conseguir el PIN y el número de tarjeta. Con esos dos elementos, las opciones de fraude son muy amplias.

Hay diferentes maneras de clonarlas

Una de estas, que es la menos sofisticada, solo necesitan una cámara que grabe nuestra contraseña cuando la introducimos y un dispositivo que se llama skimmer que lee la banda magnética. A través de una computadora los delincuentes transfiere tus datos a una tarjeta vacía. 

Los cajeros automáticos son los sitios idóneos para instalar estos equipos, que con la llegada de cámaras y lectores más finos y pequeños son más difíciles de detectar.
Entre las operaciones riesgosas que puedes realizar y donde existe el peligro de que clonen tu tarjeta son: compras físicas, compras y/o suscripciones digitales, avances de efectivo en cajeros automáticos y cualquier pago con tarjeta de crédito o débito.

¿Cómo evitar la clonación de tarjeta de crédito?

Siempre que vayas a un cajero e introduzcas tu pin asegúrate de tapar con tu otra mano el teclado del cajero, así evitaremos que tu contraseña no se vea y asegurarnos que tu información se mantenga protegida

Nunca aceptes la ayuda de un extraño ni olvides recoger la tarjeta al finalizar la operación.

Si prefieres tirar el comprobante a la basura, solo recuerda romperlo lo suficiente para que tus datos no sean claros.

Si el cajero te trae la tarjeta, no te alejes. Quédate en el lugar y reporta inmediatamente la pérdida.

Ten siempre a la mano el número telefónico de tu banco para dar de baja la tarjeta siempre y cuando te sientas en riesgo o expuesto.

La mayoría de los expertos coinciden que los cajeros más seguros son los que se encuentran dentro de las entidades bancarias, ya que son los que se revisan con más frecuencia para controlar que no se han instalado dispositivos de fraude.

Máquinas falsas

Otros puntos de riesgo son los restaurantes, tiendas y gasolineras. Aunque sea difícil de creer un lector de banda magnética puede esconderse en una mano. 

Alguien con las peores intenciones dentro del personal del negocio, puede clonar tu tarjeta y esperar tranquilamente a observar cual es el pin que introduces al pagar la cuenta. Por eso es muy importante que nunca pierdas de vista tu tarjeta.

No dejes que se la lleven bajo ningún pretexto lejos de tu alcance y, si te es posible, sostén con tu mano la máquina para pagar.

Algo más complicado de evitar es cuando es un lector TPV el que está adulterado. Es decir, es un dispositivo de cobro falso, no oficial. 

Si sospechas esto ingresa una clave errónea. Si la compra es aceptada, el dispositivo está clonando tu tarjeta y deberías avisar inmediatamente a la policía.

Al pagar en comercios, lo que no se puede clonar es tu teléfono. El pago a través de tu celular es uno de los más seguros y está cada vez más extendido.

Permite sincronizar tus tarjetas de crédito y tener acceso a ellas cuando lo necesites.

En internet

Los expertos en ciberseguridad advierten que en internet los enlaces maliciosos son la forma más común con la que los delincuentes intentan robarnos nuestros datos financieros. A Través de un email nos envían una promoción de una conocida tienda. Puede ser un regalo, un gran descuento o una promoción. Al seguir este enlace nos mandara a una tienda falsa, no la legítima, en la que al intentar comprar somos nosotros mismos quienes introduciremos nuestros datos.

La forma de evitar esto es introducir el nombre completo de la tienda a la que quieres ir en el navegador y no seguir el enlace.

Phishing

Este delito va de la mano de la clonación de tarjetas y que desafortunadamente ha ido en aumento el Phishing, estafa en donde los delincuentes informáticos, mediante la creación de páginas web, mails o incluso llamadas telefónicas, se hacen pasar por entidades bancarias para estafar. 

Estas personas se ponen en contacto, engañan y solicitan información que con buena fe el tarjetahabiente proporciona. En cuestión de minutos se apoderan de tu información y cuando te das cuenta ya es demasiado tarde.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s